Diego trabaja hace varios años en el Taller Protegido de Producción de Fundación IDEL. Vive en tigre y viaja todos los días en tren para llegar a su trabajo. Llega temprano, firma el registro de asistencias, anota su horario de llegada y comienza su jornada laboral en la mesa que le asigna la coordinadora. Según las necesidades de las empresas que nos dan trabajo, Diego realiza parte de la producción de un producto con diferentes compañeros cada día.

Trabaja de una manera muy ordenada, le gusta cambiar y realizar tareas para diferentes empresas y desafiarse a sí mismo. Desde que comenzaron los obras del viaducto que elevará las rutas del ramal tigre, a Diego le cambió la rutina para llegar a IDEL, ya que muchas estaciones están cerradas, por lo cual se ve obligado a bajar en estaciones que para él no eran conocidas.

A partir de estos cambios, Diego baja dónde el tren lo deja cada mañana, consulta a alguien cómo llegar desde donde se encuentra hasta su trabajo y decide si continuar su camino con un colectivo o caminando, según la ubicación en la que está.

Debido a estos cambios decidió levantarse más temprano para poder asistir puntualmente a su trabajo.

Por todo esto, queremos hacerle un reconocimiento y felicitarlo por su autonomía para resolver los inconvenientes frente al cambio en su rutina y su responsabilidad para llegar a tiempo a su trabajo Gracias Diego por ser un ejemplo con tu compromiso y tu actitud.

Volver a novedades