Esta semana tuvimos una capacitación muy interesante y productiva: Rebabado de diferentes piezas plásticas. Las empresas que trabajan con moldes necesitan que se revise cada pieza que producen y se les realice un rebabado. Las rebabas no son evitables y su eliminación es necesaria para que la pieza quede prolija.

Primero se requiere una inspección visual de cada pieza, la detección del plástico sobrante y luego se le eliminan los restos del material. Es un trabajo que requiere mucha precisión y prolijidad.

En IDEL ya estuvimos realizando rebababo de ruleros y de caños plásticos.

Volver a novedades