Para el almuerzo de IDEL de fin de año tuvimos una idea que resultó emocionante y que nos alienta a seguir adelante con nuestro objetivo de inclusión laboral.

Contratamos a Los perejiles: un grupo de amigos con síndrome de Down que crearon un emprendimiento laboral de pizza party y empanadas a domicilio, lo bautizaron Los Perejiles. Fue muy bueno el servicio y tener la oportunidad de charlar con las jóvenes mozas sobre el emprendimiento.

Nos contaron lo orgullosas que se sienten al estar trabajando.

Estuvimos presentes los jóvenes que trabajan diariamente en el taller protegido de producción, las voluntarias del taller , voluntarios externos, comisión directiva y profesionales.

En un ambiente muy cálido varios de los jóvenes que trabajan en IDEL agradecieron espontáneamente a los voluntarios y a la fundación. El deseo común en todos fue que para el 2017 IDEL siga creciendo con incorporación de nuevos trabajadores y empresas que confíen en nuestra labor, tercerizando parte de su producción en nuestro taller.

Brindamos porque estos deseos se hagan realidad!!

Volver a novedades